Las canteras menorquinas de las que se extraía la piedra típica de marés, con la que se construyeron murallas, palacios e iglesias en la isla balear, quedaron a partir de los años 80 en desuso, convirtiéndose en vertederos y escombreros, donde se depositaban todo tipo de residuos.

Una joven francesa, Laetitia Lara, estudiante de arquitectura quiso plasmar en su tesis universitaria las ancestrales técnicas de excavación y tallado de la arquitectura rupestre. Así, en 1994, creó la Asociación Líthica, (actualmente denominada Fundación Líthica), en la que consigue recuperar los espacios tallados de un total de 7 hectáreas, difundiendo sus valores artísticos, paisajísticos y medioambientales.

Actualmente, canteras como la de s’Hostal, próxima a Ciutadella, forman bellos conjuntos paisajísticos en los que la piedra se mezcla con la naturaleza, de forma natural y también artificial, dando origen a espacios de forma cúbica que contienen espaciosos jardines o huertos, y otros donde poder disfrutar de un espectáculo escénico lumínico.

Según palabras de Anna María Bagaur, miembro de la Fundació Líthica, “Líthica y las canteras de s’Hostal se instalan en el siglo XXI como un espacio vivo, en el que tienen lugar actividades artísticas, educativas, de ocio u otras relacionadas con la naturaleza por ser un paisaje que renace con intervenciones de fauna y flora”.

Descubre con EncantoRural las mejores casas rurales en las Islas Baleares, donde poder disfrutar, entre otras muchas actividades, de las canteras de s’Hostal.

 

 

Comparte con tus amigosShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest5