Hoy nos vamos hasta una de las regiones icónicas del turismo rural en España, Asturias. Somos muchos los que al nombrarnos Asturias se nos pasa inmediatamente por la cabeza la palabra “turismo rural”. Incluso decir que en Asturias se abrió el primer establecimiento rural de España, en Taramundi.

Hablamos de un Paraíso Natural repleto de alojamientos rurales, algunos de increíble belleza y calidad.

Y como este es uno de los post de una serie de artículos de recomendaciones de bloggers de viajes, os dejamos con los rincones elegidos por los mejores bloggers de viajes de Asturias, que han colaborado gustosamente para mostrarnos sus rincones favoritos de esta región.

Muniellosmachbel.com

muniellos_asturias

Asturias es un paraíso natural, y también un paraíso para el turismo rural. La zona occidental es de las más desconocidas para el público en general, con lugares como Somiedo o la Reserva de la Biosfera de Muniellos que tienen todo el encanto de los parajes que se mantienen tal cual, vírgenes.

Muniellos, el bosque de robles más antiguo de Europa, es para mí uno de los lugares donde más en contacto te sientes con la naturaleza. Los asombrosos paisajes, la exhuberante vegetación, y si tienes suerte, incluso puedes ver al oso pardo.

Si me dices Asturias, yo pienso en Muniellos.

Más info sobre Muniellos en este artículo de Machbel.

Concejo de Valdés – The Wandering S

Atalaya-Luarca-The-Wandering-S

El concejo de Valdés, en el Occidente de Asturias , ofrece un sinfín de posibilidades para convertir unas simples vacaciones en una experiencia que recordarás toda la vida.

Al ser uno de los concejos de mayor tamaño de la región, el abanico de actividades que puedes realizar y lugares que puedes visitar es amplísimo. Da igual cómo viajes, sólo, en pareja, con niños… Seguro que encontrarás el plan que mejor se adapte a ti, eso sí, siempre en un entorno rural de naturaleza infinita que te dejará sin palabras (¡si no te lo crees prueba y verás!)

La zona costera cuenta con paisajes de inigualable belleza como la Reserva Natural Parcial de Barayo – una playa mágica de gran valor medioambiental – o el Paisaje Protegido de la Costa Occidental, con el Cabo Busto presidiendo el entorno y regalando una de las mejores puestas de sol de todo el norte.

En cambio, si prefieres zonas más boscosas, en el interior te espera la Cuenca del Esva con el Monumento Natural de las Hoces del Esva como principal protagonista, una ruta de senderismo que te sumergirá de lleno en la naturaleza más pura de Asturias.

También su capital, Luarca – apodada “la villa blanca de la costa verde” – se merece un alto en el camino para ver, además de rincones tan emblemáticos como el puerto, el cementerio o la capilla de la Atalaya, otros lugares menos conocidos y concurridos como el cementerio de los moros, los jardines de la Fonte Baxa, el museo etnográfico de ‘Los Glayus’ o el Parque de la Vida, actual sede del CEPESMA (Coordinadora para el estudio y protección de las especies marinas).

Además, por si todo esto fuera poco, disfrutar – tanto en verano como en invierno – de playas vírgenes como la de Otur, paraíso de surferos, la de Cueva y la de Cadavedo, de ambiente más familiar o de las numerosas calas que hay a lo largo de la costa, hará que vuelvas a casa con el espíritu totalmente renovado.

Puedes ampliar esta info en este artículo en el blog de The Wandering S.

Lagos de Covadonga – viajesyrutas.es

Lago-Enol-Asturias

Mi rincón favorito de Asturias es, sin duda, el de los lagos de Covadonga. Éstos se encuentran en el Parque Nacional de los Picos de Europa, a pocos kilómetros de distancia del Santuario de Covadonga.

Tres son los lagos que componen el conjunto, dos de ellos de origen glacial. El más bonito y más grande de los tres es el lago Enol a 1070 metros de altitud, que se encuentra comunicado por una cómoda pasarela de madera con el lago Ercina, a 1178 metros de altitud, más pequeño y con una forma más alargada. El tercero es el lago Bricial, que solo tiene agua durante el deshielo.

Desde aquí se pueden hacer muchas rutas de senderismo y de montaña para conocer un poco los Picos de Europa, esta increíble formación caliza en la que viven especies como el rebeco, el corzo, el lobo, el urogallo y algún que otro oso.

Mi recomendación es visitar los lagos en otoño o en primavera para subir en tu propio coche, ya que en verano la afluencia masiva obliga a dejarlo a las afueras de Covadonga o en Cangas de Onís y subir en autobús.

Más información de los lagos en este artículo del blog de viajesyrutas.es

La senda costera de Llanes – Mundoturístico

playa-llanes

Aunque tengo que reconocer que tardé en conocerlo (suelo veranear en León desde pequeña), la zona de Llanes tiene una fama muy merecida. No solo por sus playas, lo más conocido y desde luego una auténtica pasada (maravillosas si pillas un día de buen tiempo), sino por el enclave natural que es, como la mayor parte del territorio asturiano. Y especialmente recomendable es la senda costera de Llanes, que a través de un paseo que entrelaza los diferentes arenales, te lleva a divisar un paisaje costero único y lleno de encanto.

Yo hice solo una parte de ella, la que va desde la playa de Barro hasta la ciudad de Llanes, dándome un chapuzón al final –merecido tras la caminata- en la playa de El Sablón. Otro día tuve la oportunidad de acercarme a Torimbia, una de las playas más conocidas por su espectacular ubicación, a la que se accede tomando la ruta costera desde Barro hacia el oeste, y disfrutar también de la naturaleza y el silencio de un lugar donde no hay ningún tipo de construcción.

Os recomiendo la senda costera de Llanes porque mantiene la esencia del resto de Asturias (naturaleza, entorno rural y buena gente) y te da la oportunidad de estar cerca del mar y disfrutar de buenas playas.

¡Belleza por los cuatro costados!