En la provincia de Girona, en plena Costa Brava y corazón del Empordà se encuentra una joya arquitectónica en la que poder transportarse a tiempos medievales, y al mismo tiempo disfrutar del turismo rural en Girona de playa y montaña, todo en uno. El nombre de esta joya es Pals.

Pals se compone de tres zonas diferenciadas: La principal y más llamativa es el pueblo medieval, sobre el Puig Aspre, desde donde se divida el “Empordanet”. Sus orígenes se remontan a antes del siglo IX, si bien los primeros documentos escritos referentes a Pals datan de esta centuria. El recinto gótico de Pals, nos muestra casas de piedra antigua y fachadas con ventanas ojivales, calles empedradas y su muralla fue construida entre los siglos XIII y XIV. Pero nos remontamos siglos atrás, con la Iglesia de Sant Pere, con estilos románico, gótico y barroco, que data del año 944. A su lado, la Torre de las Horas, de estilo románico, se construyó en el siglo XI y XII. A la entrada del pueblo medieval se encuentra Ca La Pruna, una casa fortificada del siglo XV en la que actualmente se encuentra el Museo de Arqueología Submarina. El Castillo se construyó junto a la ya mencionada muralla, rodeando la parte alta del casco antiguo y de la que se conservan cuatro torres (Torre de Rom, del Hospital, de Ramonet y Torre de Xinel.lo). Destacan así mismo las tumbas de la Plaza Mayor y el Mirador de Josep Pla, donde podemos divisar las Islas Medes y los campos del Empordà.

En dirección a la playa se encuentra Masos de Pals, la segunda de las tres zonas que componen Pals. Aquí podemos visitar la Iglesia de Masos de Pals, del siglo XVIII así como varias masías fortificadas de importante valor arquitectónico. La tercera zona de Pals es su misma playa. Antiguamente se conocía esta playa con el nombre de “El Grau” y es una de las más largas de la Costa Brava, con más de 3 km de longitud, seccionada en dos partes debido a una base de la CIA llamada Radio Liberty que retransmitía durante la guerra fría propaganda a los países del este de Europa, si bien desde el año 2001 cesó toda actividad. La vista de las Islas Medes desde esta playa es digna de reseñar.

 

 

Comparte con tus amigosShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0